Argentina es uno de los tres países en los que más creció el desempleo a nivel mundial

El dato surge tras analizar la variación de la tasa de desocupación entre 2015 y 2018 en más de cien países. Solo es superada por Brasil y Sudáfrica. A ello se suma que la Argentina es el país de América Latina en el que se registró la mayor caída del salario real en 2018.

Y un día la “inserción en el mundo” falló. O volvió a fallar. Después de todo, si alguna cosa puede reclamársele a esa singular fórmula acuñada por Cambiemos, es que al menos la Argentina forme parte de las macrotendencias globales. Hasta podría concedérsele no discriminar entre “buenas” y “malas” tendencias para juzgar su éxito relativo. Pero ni con eso alcanza. En un escenario global en el que, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el desempleo tiende a la baja (aunque esto último no tenga como correlato una mejora en la calidad de trabajo), Argentina tiene el triste privilegio de estar en los primeros puestos del ránking de naciones que van a contramano de esa progresión. En efecto, nuestro país es el tercero en el que más aumentó la tasa de desocupación en el período 2015-2018 a nivel mundial. Este dato surge de un análisis realizado por OCIPEx, utilizando como fuente el anexo estadístico del informe “Situación y perspectivas de la economía mundial en 2019” de Naciones Unidas (1).

Según revela el estudio de la ONU, del cual participaron técnicos de las distintas Comisiones Económicas Regionales -como la CEPAL- y la UNCTAD, la tasa de desempleo promedio en países desarrollados se redujo del 8,7 por ciento en 2010 (postcrisis financiera) al 5,4 por ciento en 2018. En varias economías grandes, inclusive, el nivel de desocupación actual es el más bajo en décadas. Tal es el caso de Alemania, Japón y Estados Unidos. Sin embargo, una de las conclusiones del trabajo sostiene que “a nivel mundial, la caída del desempleo en las economías desarrolladas se ha visto compensada en gran medida por el aumento del desempleo en varios países de ingresos medianos altos, como Argentina, Brasil y Sudáfrica, que se han visto profundamente afectados por crisis políticas y económicas continuas”.

Tabla I:  Tasa de desempleo 2015-2018. Variación (en puntos porcentuales)

Fuente: Elaboración propia en base a datos del informe “Situación y perspectivas de la economía mundial en 2019” de Naciones Unidas.

En Brasil, pese a la reforma trabalhista adoptada en 2017, que entre otras cosas habilita la negociación individual para fijar 12 horas de labor continuada por 36 de descanso, la creación de contratos de trabajo intermitente e inclusive permite la remuneración en especies del trabajo rural, la desocupación superó los 13 puntos en el trimestre enero -abril de 2018. Desde entonces se registró una leve mejora en las cifras, motorizada fundamentalmente por la creación de empleos en el sector informal. Sin embargo, el último relevamiento arrojó un nuevo aumento en el índice, atribuido al fin de las contrataciones temporarias de fin de año.

Gráfico I. Variación de la tasa de desempleo, 2015-2018. (En porcentajes)

Fuente: Elaboración propia en base a datos del informe “Situación y perspectivas de la economía mundial en 2019” de Naciones Unidas.

En Argentina, según datos del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), “si se considera la tasa de desempleo al segundo trimestre de 2015 (6,6 %), el 9,6% de desempleo para el segundo trimestre de 2018 implica 387.000 nuevos desempleados en los grandes aglomerados urbanos. Este valor proyectado al total del país implica 645.000 nuevos desempleados”(2).  En esa misma línea, las cifras del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) del Ministerio de Producción y Trabajo arrojan que la cantidad de trabajadores ocupados registrados pasó de 12.387.200 en 2017 a 12.195.900 en diciembre de 2018. Es decir, que el año pasado se perdieron más de 191.000 empleos registrados.

A esto último debe agregarse que, en el “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe”, uno de los informes anuales más importantes de la CEPAL, la Argentina aparece como el país de América Latina en el que se registró la mayor caída del salario real del empleo registrado en 2018.

Gráfico 2. Variación interanual de los salarios reales del empleo registrado, 2017 y primer a tercer trimestre de 2018 (En porcentajes)

Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de cifras oficiales.

 

(1) https://www.un.org/development/desa/dpad/wp-content/uploads/sites/45/WESP2019_BOOK-web.pdf

(2) https://centrocepa.com.ar/informes/130-diagnostico-sobre-la-situacion-laboral-y-social-de-la-argentina-actual.html

Anuncios